El proceso de paz en Colombia: ‘Paz vs. justicia’ o ‘Crimen y castigo’?

24/9/2013

Dos miembros de las FARC, actualmente en prisión, regresando a su celda luego de atender su ceremonia de graduación como "pacificadores", una vez desmovilizados en La Picota, al sur de Bogotá. El 11 de marzo de 2009. (AP Photo/William Fernando Martinez)


Las actuales conversaciones de paz que el Gobierno de Colombia mantiene con las FARC en La Habana podrían poner fin al conflicto armado más longevo de Occidente. El debate se centra ahora en qué tipo de rendición de cuentas se exigirá a los autores de graves violaciones de los derechos humanos.

En este nuevo podcast, hablamos con Paul Seils, vicepresidente del ICTJ, para aclarar algunas de estas complejas cuestiones que están dominando el debate público: ¿Qué posibilidades se están considerando en la mesa de negociaciones? ¿Se sacrificará la justicia a cambio de la paz? ¿Es la cárcel el único castigo posible para este tipo de crímenes? ¿Y cómo puede integrarse la justicia penal junto con otros mecanismos de justicia transicional para conseguir una justicia de la que se beneficie toda la sociedad colombiana?

Escuche la entrevista

Descargar | (24 MB)

Al abordar el debate de “paz versus justicia”, Seils destaca que “se ha realizado ya un largo camino”. Y pone como ejemplo los dos referéndums que tuvieron lugar en Uruguay en 1985, en los que la sociedad decidió conceder la amnistía a los violadores de graves crímenes. Algo que en la actualidad sería inconcebible, defiende Seils: “Ahora el debate se centra en qué tipo de castigo se va a aplicar”.

Seils insiste en que la justicia penal es imprescindible para conseguir una paz sostenible: “El proceso judicial puede demostrar a la sociedad que las normas que la unen se han tomado en serio. Si creamos un proceso alternativo, como por ejemplo un sistema administrativo para sancionar a los máximos responsables, lo que estamos diciendo realmente es que el sistema judicial no funciona”. El vicepresidente del ICTJ destaca también las ventajas sociales del uso de la justicia penal: “Un proceso judicial que logra la afirmación de unos valores que unen a la sociedad, que demuestra que los perpetradores se han sujeto al sistema penal, aunque no reciban una pena de 20 años, sigue siendo muy importante”.

En Colombia, el debate sobre el tipo de castigo a aplicar sigue abierto, y Seils opina que las medidas de justicia transicional puede ayudar a una rendición de cuentas más amplia, que vaya más allá de las penas de cárcel para los perpetradores. Seils defiende que esto es posible si se aplican distintas medidas de justicia transicional, como la búsqueda de la verdad, las reparaciones para las víctimas y las reformas institucionales, pero que deben aplicarse “seriamente, con una auténtica intención de restblecer una base de confianza de la sociedad hacia las instituciones del Estado”.