El Tribunal Especial para Sierra Leona cierra sus puertas, abriendo paso al Museo de la Paz