“Preservar la voz de mi madre es de alguna manera vencer al tirano”

13/6/2019

Amor. No estés triste que nosotras estamos bien y cerca de Uds. Recuerda: podrán separar nuestros cuerpos pero no nuestros espíritus”. La carta está escrita en el reverso de una posología de un medicamento dental. Se la mandó en 1960 Minerva Mirabal a su marido, Manolo Tavárez, desde la cárcel de La 40, el centro de detención y tortura de la dictadura de Rafael Trujillo en República Dominicana (de 1930 a 1961). “¿Cómo estás? ¡Qué ansiedad de saber noticias tuyas! ¿Cómo están nuestros familiares? ¡Qué pena tenemos todos. Hay que anestesiar, sin embargo, todas esas espinas que tenemos clavadas en el corazón. ¿Qué has sabido de nuestros hijos? Envíales mil besos…”.

Uno de esos hijos, su hija Minerva, Minou Tavárez Mirabal (Ojo de Agua, 1956), presentó el pasado lunes en La Feria del Libro de Madrid Mañana te escribiré otra vez, un libro en el que recoge y contextualiza la correspondencia de sus padres, dos héroes dominicanos. 

Lea más al respecto aquí. 

Outlet: 
El País