En Justicia y Paz hay que priorizar delitos

25/8/2011

La priorización en la judicialización de delitos y de sus autores materiales podría ser la salida al limbo jurídico en el que se encuentran más de 24.000 desmovilizados de las extintas autodefensas y un destrabe a los procesos de Justicia y Paz que en seis años de existencia, solo tiene tres condenas por los crímenes cometidos por este grupo armado ilegal.

Así lo plantearon los expertos internacionales que se reunieron en Bogotá en el seminario Selección y priorización como estrategia de persecución en los casos de crímenes internacionales, quienes intentaron dilucidar soluciones "al cuello de botella en el que se encuentra la justicia transicional en Colombia".

María Camila Moreno, directora del Centro Internacional para la Justicia Transicional en Colombia (ICTJ), explicó que se hace necesario "buscar salidas para enfrentar una crisis de las expectativas de Justicia y Paz. Aunque se reconocen avances en estos seis años estamos lejos de los resultados que se consideraron con esta ley".

La solución planteada por los especialistas llegados de Alemania, Argentina, Guatemala y Colombia, es que se deben priorizar casos relevantes y autores de hechos que compungieron al país.

Priorizar para desembotellar

Andreas Forer, coordinador de Profis GTZ, dijo que en estos procesos de Justicia y Paz, hay que mostrar es "lo grande" es decir, casos más representativos de los hechos cometidos por los paramilitares. "Hay que concentrarse en los comandantes que están en el país o comandantes que están en E.U. y están colaborando".

Como Forer, el catedrático de Derecho Penal Internacional y Derecho Comparado de la Universidad de Göttingen (Alemania), Kai Ambos, ve en la priorización de crímenes una salida, "porque ningún sistema por efectivo que sea, puede judicializar todos los delincuentes. Por eso se trata de judicializar a los cabecillas".

Para Kai Ambos, la judicialización de los principales autores, conllevaría a que se agilicen los procesos y que las víctimas sientan que con enjuiciar a los comandantes "se judicializan todos los hechos que se imputan a ese jefe y de esta forma las víctimas son cubiertas".

Esta priorización de los procesos judiciales a los comandantes de las autodefensas conllevaría, según los expertos, a obtener mejores resultados en una ley que busca darle a las víctimas su reparación y garantías de no repetición.

Javier Alexander Macías | Bogotá | Publicado el 26 de agosto de 2011

Outlet: 
Elcolombiano.com