El ICTJ celebra el acuerdo para la búsqueda de los desaparecidos en Colombia

21/10/2015

20 de octubre de 2015, Bogotá – El Centro Internacional para la Justicia Transicional (ICTJ) celebra el acuerdo anunciado recientemente por el Gobierno de Colombia y las FARC-EP para poner en marcha medidas inmediatas humanitarias de búsqueda, ubicación, identificación y entrega de los restos de personas dadas por desaparecidas durante los 50 años de conflicto armado y – tras la firma del Acuerdo Final – crear una unidad especial dedicada a estas tareas.

“Este acuerdo es muy significativo y reconoce la obligación que tiene Colombia con las víctimas de desaparición forzada y con sus familias”, dijo David Tolbert, presidente del ICTJ. “Este paso reconoce la dignidad de las víctimas de desaparición forzada, quienes frecuentemente son invisibilizadas en Colombia, y afirma su derecho a la verdad, la justicia y la reparación”.

Se calcula que en entre 45.000 y 60.000 personas han desaparecido durante los 50 años de conflicto entre el Estado y varios grupos armados.

Las futuras medidas y la unidad especial examinarán una diversidad de casos de desaparición, incluyendo los de personas víctimas de la desaparición forzada, aquellos que murieron en cautiverio después de haber sido secuestrados y de combatientes que murieron y fueron enterrados en las zonas de conflicto.

Las “medidas inmediatas humanitarias” anunciadas pondrían a las instituciones a trabajar cuanto antes en la búsqueda, ubicación, identificación y entrega digna de los restos de las víctimas, independientemente de quién fuera el victimario. Esta iniciativa contribuirá a la construcción de confianza entre las partes negociadoras y la sociedad colombiana en su extensión, puesto que van a compartir la información que tienen a su disposición y apoyar la implementación de estas acciones.

El acuerdo también establece que tras la firma del Acuerdo Final entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP se pondrá en marcha una unidad especial “con carácter excepcional y transitorio” para la “búsqueda de todas las personas desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto armado”. Según el acuerdo, las víctimas tendrán una fuerte participación en la creación y el trabajo de esta unidad.

“Este acuerdo para la búsqueda de las personas desaparecidas es una victoria de las víctimas y sus incansables reclamos”, dijo María Camila Moreno, directora del ICTJ en Colombia. “Ellas han suscitado la voluntad política necesaria para que los equipos negociadores enfrenten este horrendo crimen, así como sus complejas y dolorosas consecuencias”.

La aplicación de tales medidas será una tarea difícil y Colombia deberá revisar iniciativas anteriores que han tenido lugar en el país para la búsqueda, ubicación e identificación de las víctimas de desaparición forzada, tales como la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas, la Fiscalía General de la Nación y los esfuerzos de las organizaciones de la sociedad civil que llevan trabajando en estos temas con notable determinación desde hace muchos años.

La complejidad del proceso, que va a requerir muchos años de trabajo, hace necesario manejar respetuosamente las expectativas de las familias de los desaparecidos. La experiencia demuestra que no será posible ubicar los restos de todas las víctimas de desaparición forzada.

“Las organizaciones de la sociedad civil y de víctimas, así como las experiencias institucionales previas, son importantes fuentes de lecciones aprendidas para el diseño y la aplicación de estas medidas”, dijo Moreno. “El hecho de que el acuerdo destaca la participación de las víctimas y de la sociedad civil en este proceso es una buena señal”.

El acuerdo para la búsqueda de los desaparecidos es un paso firme hacia adelante en las negociaciones de paz que podrían poner fin al conflicto armado más largo del hemisferio occidental.

“El ICTJ reafirma su compromiso con las víctimas en Colombia y su voluntad de aportar su conocimiento y experiencia en la aplicación de estas y otras medidas acordadas por los negociadores en La Habana”, dijo Tolbert.

Contacto

María Camila Moreno
Directora del ICTJ en Colombia
Correo: mcmoreno@ictj.org
Tel: +57 1 248 0488


FOTO: Expertos forenses iniciaron en julio de 2015 la búsqueda de restos mortales en el vertedero de La Escombrera, Medellín, una de las fosas comunes urbanas más grandes del mundo. Se calcula que unas 100 personas desaparecidas, la mayoría de ellas civiles, fueron enterradas en este vertedero. (Corporación Jurídica Libertad)