El ICTJ estrena los documentales 'Voces sobre la verdad y la memoria'

22/7/2014

Bogotá, 22 de julio de 2014 — El Centro Internacional para la Justicia Transicional (ICTJ) estrenará este jueves los documentales “Voces sobre la verdad y la memoria”, que retratan las demandas de tres colectivos especialmente afectados por el conflicto armado en Colombia –las mujeres, los jóvenes y los pueblos indígenas– y su lucha por develar la verdad sobre las graves violaciones de derechos humanos que han sufrido.

A través de los testimonios de miembros de La Ruta Pacífica de las Mujeres en el Putumayo, HIJOS en Villavicencio y la Organización Indígena Kankuama, el ICTJ quiere contribuir al debate público sobre cuál es la verdad que Colombia necesita para lograr una paz sostenible y un auténtico cambio social. Cuando en La Habana se inicia la conversación en torno a los derechos de las víctimas a la justicia, la verdad y la reparación, sus voces y perspectivas deben ser escuchadas en la mesa de negociación.

El evento, que tendrá lugar este jueves 24 de julio a las 5 pm en el auditorio Teresa Cuervo Borda del Museo Nacional, en Bogotá, contará con la presencia de los protagonistas de los tres documentales: Diana Vélez de HIJOS Villavicencio, Amanda Lucía Camilo de la Ruta Pacífica de las Mujeres en el Putumayo, y Gilberto Arlant, líder del Pueblo Kankuamo y miembro Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC). Luego del visionado, éstos conversarán con Marcie Mersky, directora de programas del ICTJ, y Juan Carlos Posada, director nacional de museos del Centro Nacional de Memoria Histórica, para profundizar en el debate sobre la importancia de la verdad para el país.

“En Colombia, las víctimas están exigiendo con claridad sus demandas, y una de las principales es la de develar la verdad sobre las graves violaciones de derechos humanos a causa del conflicto armado”, dice Mersky. “Es necesario que ellas formen parte del debate sobre qué verdad se quiere develar o falta por develar todavía, cuáles serían los mecanismos adecuados para logarlo, y cuál debe ser la participación de la sociedad civil en este proceso”.

“Hay colectivos que son especialmente vulnerables, como las mujeres, los jóvenes y los pueblos indígenas, y que necesitan jugar un rol principal a la hora de aplicar mecanismos de justicia transicional, entre ellos la búsqueda de la verdad”, dice María Camila Moreno, directora del programa del ICTJ en Colombia.

En sus plantones, las mujeres de La Ruta Pacífica en Puerto Asís, Putumayo, pasean en silencio mostrando las fotografías de los asesinados y desaparecidos a causa del conflicto armado. “A través de estos plantones, además de visibilizar lo que nos pasa a las mujeres, lo que queremos es que cada persona que está mirando el plantón se concientice de que en cualquier momento la violencia lo puede tocar a él o a ella”, explica Miralba Ibarra, miembro de ASMUM, una organización que hace parte de La Ruta. Al cerrar su acto, todas juntas claman a la vez: “Sin la voz de las mujeres la verdad no está completa”.

La Ruta Pacífica de las Mujeres agrupa a más de 300 organizaciones en toda Colombia que luchan por la paz y la afirmación de los derechos de las víctimas. “Queremos saber por qué tenemos que ser las mujeres las más afectadas”, dice Amanda Camilo, de ASMUM. “¿Por qué tenemos que ser nosotras el botín de la guerra?”

Las creativas acciones de HIJOS pueden incluir murales callejeros, música, videos e incluso plastilina. “HIJOS es una organización que ha intentado meterle música a la política y política a la música”, explica James Barrero, miembro de HIJOS en Villavicencio. “Las acciones que nosotros hacemos buscan generar un cuestionamiento en la persona: ¿Qué es la paz? ¿Qué es la guerra? ¿Qué es la muerte en Colombia?”

HIJOS Colombia es una organización formada por los descendientes de líderes de izquierdas, víctimas de la violencia política. Estos jóvenes reivindican la necesidad de dar a conocer estas historias silenciadas, mediante la verdad, la memoria y la justicia. “Necesitamos que la gente se sensibilice, que nuestra generación y la generación que viene detrás se sensibilicen, y que de una u otra forma sepan la verdad”, dice Diana Vélez, de HIJOS Villavicencio.

Los retratos e historias de indígenas kankuamos asesinados o desaparecidos se suceden en las páginas de Hoja de Cruz, el libro que los líderes de este pueblo escribieron, con la ayuda de los miembros de la comunidad, para honrar la memoria de sus seres queridos. “El valor de este libro para nosotros es incalculable”, explica Gilberto Arlant, conocido como El Chiche. “Aquí no se sabe cuántos indígenas han muerto por reclamar sus derechos. Nosotros queremos que en Colombia se sepa la verdad de lo que pasó”.

La Sierra Nevada de Santa Marta, donde habita el pueblo Kankuamo, ha sido uno de los territorios que más ha sufrido la violencia del conflicto armado colombiano. Asesinatos, masacres, torturas, desapariciones o violencia sexual son algunos de los graves crímenes que la población ha padecido, y en especial los pueblos indígenas. Para huir de esta violencia, muchos se han visto forzados al desplazamiento. “Queremos que se sepa quiénes fueron los financiadores, cuáles fueron las motivaciones ideológicas, políticas y económicas. Para nosotros la verdad va mucho más allá que una verdad judicial”, dice Jaime Arias, Cabildo Gobernador del resguardo kankuamo.

Los documentales que se presentarán el jueves forman parte de un proyecto multimedia del ICTJ, “Voces sobre la verdad y la memoria”, que se presentará próximamente, en el que se exploran las demandas de estos colectivos resistentes y luchadores, que llevan años exigiendo la verdad y trabajando por recuperar su propia memoria. El evento es abierto al público y gratuito.

Contacto

Ana Margarita Almonacid
ICTJ Colombia
Email: aalmonacid@ictj.org
Tel: 57(1) 2480488
Cel: 3204954078