Perú

Después de dos décadas de conflicto armado interno, el Perú ha logrado importantes avances, entre ellos la creación de una comisión de la verdad, la aprobación del plan de reparaciones y la condena del ex presidente Alberto Fujimori. El ICTJ colabora en el Perú con actores locales, ayudando a organizaciones de víctimas a articular y plantear sus demandas de justicia.

Familiares de víctimas asesinadas durante una masacre llevan ataúdes durante una ceremonia de reentierro

Antecedentes: violaciones de los derechos humanos cometidas por todos los bandos

Entre 1980 y 2000, un violento conflicto interno asoló el Perú, ocasionando un número de muertos o desaparecidos que se cifra en 69.280 personas.

La insurgencia violenta de Sendero Luminoso afectó a amplias zonas rurales del país.

En 1984, el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) inició su propia lucha armada contra el Gobierno. Ambos grupos cometieron atrocidades contra los civiles.

El Estado peruano también desató una campaña sistemática de abusos, amparándose en una ley de emergencia de 1981. Las comunidades rurales y los pueblos indígenas andinos y amazónicos fueron los más afectados por la violencia, viviendo bajo un régimen de terror y tortura.

En la década siguiente, el régimen represivo del presidente Alberto Fujimori socavó aún más el Estado de derecho, dando lugar a leyes de amnistía y de impunidad que beneficiaron a los escuadrones de la muerte gubernamentales.

En 2000 Fujimori abandonó el país y un Gobierno de transición abrió la puerta a la verdad y la justicia después de dos décadas de masivas violaciones de los derechos humanos.

Tres años después, la Comisión de la Verdad y Reconciliación del Perú emitió su informe final, recomendando que se juzgara a varias personas. Desde 2003 se ha juzgado a miembros de los escuadrones de la muerte, policías y militares implicados en torturas, asesinatos y desapariciones.

Fujimori, acusado de corrupción y de violaciones de los derechos humanos, fue posteriormente detenido en Chile. Después de su extradición al Perú, en 2009 fue condenado a 25 años de cárcel.

La CVR también recomendó un Plan Integral de Reparaciones (PIR) que, aprobado prácticamente en su totalidad mediante una ley de 2005, ha comenzado a aplicarse lentamente.

El papel del ICTJ

Desde 2001 el trabajo del ICTJ en el Perú se ha centrado en determinadas áreas. Colaboramos con la sociedad civil, la comisión de la verdad, las comunidades locales y el Gobierno en diversos asuntos relacionados con la justicia. Los más recientes han sido:

  • Durante el juicio de Fujimori, el ICTJ hizo un seguimiento del proceso, proporcionando asistencia técnica a los defensores de las víctimas. También asesoramos al tribunal sobre jurisprudencia relativa al caso.

  • Desde 2008, en colaboración con cinco ONG peruanas, el ICTJ ha trabajado directamente con asociaciones de víctimas de más de 50 comunidades rurales para:
    —Desarrollar sus capacidades reivindicativas en relación con las reparaciones.
    —Establecer redes locales y regionales que faciliten su fortalecimiento.
    —Ayudarles a recuperar sus recuerdos del conflicto y a documentarlos.

  • Colaboramos con la Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH) para hacer un seguimiento de la aplicación de las reparaciones colectivas.

  • Proporcionamos asesoría técnica sobre cómo desarrollar las reparaciones a los organismos del Gobierno encargados de ponerlas en marcha, a asociaciones de defensa de los derechos humanos y a otros grupos.