Unas elecciones decisivas para la paz en Colombia

6/3/2014

Subscribe

Colombia se encuentra en un momento crucial tras los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales. El 25 de mayo, el actual presidente, Juan Manuel Santos, con el 25, 66% de los votos, fue superado por el candidato del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, quien obtuvo el 29,26%. Esto puede tener graves consecuencias para el futuro de las negociaciones de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC, que llevan cerca de dos años en marcha en La Habana.

Zuluaga, el candidato del partido del ex presidente Álvaro Uribe, anunció durante su campaña que si era elegido decretaría la suspensión de los diálogos tan pronto como tomara posesión del cargo.

Para analizar los resultados de la primera vuelta y las consecuencias que tendría la elección del próximo presidente en la segunda vuelta del 15 de junio, tanto para los diálogos de paz como para los diversos mecanismos de justicia transicional que están en funcionamiento en el país, conversamos con María Camila Moreno, directora del programa del ICTJ en Colombia.

Escuche la entrevista

Descargar | (19 MB)

Moreno destaca que luego de la primera vuelta, la postura de Zuluaga con respecto a las negociaciones de paz ha cambiado. “El centro del debate ya no es guerra o paz, sino dos modelos de negociación distintos”, explica Moreno. “El modelo de Santos, que es con el que se ha venido negociando con las FARC y que va a mantener; y el de Zuluaga, que defiende un modelo que sea ‘más de cara al país’, con la condición del cese unilateral de hostilidades, cero impunidad, y además exigiendo como punto de partida una evaluación de su Gobierno de los acuerdos alcanzados hasta hoy”. Lo que, según Moreno, sería muy difícil de aceptar para las FARC y podría llevar a una crisis en La Habana.

Moreno señala algunos puntos fundamentales que harían poco viable la continuidad de la paz en un eventual gobierno de Zuluaga. En primer lugar, que el Centro Democrático se niega a negociar cuestiones de política antidroga con las FARC, lo que podría implicar que desconociera los acuerdos alcanzados hasta ahora. Algo parecido podría ocurrir con el punto uno, el del desarrollo rural, ya que el partido se ha mostrado siempre contrario a negociar esas cuestiones con el grupo armado ilegal.

Moreno destaca también que el Centro Democrático ha utilizado políticamente la estrategia de confidencialidad de las negociaciones para crear “un manto de duda y sospechas” en torno a lo acordado. Así como su insistencia por promover que los acuerdos actuales llevarán a una paz con impunidad –lo que el Gobierno de Santos niega.

Asimismo, Moreno explica que una eventual victoria de Zuluaga influenciaría también otras medidas de justicia transicional en el país: “Volveríamos a una situación de escalamiento del conflicto armado, con deterioro aún mayor de la confrontación con unos efectos humanitarios seguramente muy graves para el país, y estaríamos frente a una situación donde nuevamente estaríamos hablando de justicia transicional sin un escenario cercano de transición real”. Un panorama parecido al de hace cuatro años con el expresidente Uribe, dice Moreno.


FOTO: El presidente Juan Manuel Santos, en busca de la reelección, y Oscar Iván Zuluaga, candidato del partido Centro Democrático, se dan la mano durante el debate televisado previo a la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Bogotá, 22 de mayo de 2014. (Fernando Vergara/AP Photo)