Panel III: Derecho aplicable (nacional y o internacional), sentencias y penas

En el tercer panel de la jornada, Mechtild Lauth, Guénaël Mettraux y Barbora Hola compartieron las normas del derecho aplicable que se siguieron en los tribunales de Bosnia-Herzegovina, el Líbano y Ruanda, y también valoraron sus estadísticas en cuanto a número de penas y sentencias para cada tribunal.

La asesora jurídica de Transparencia Internacional, Metchild Lauth, fue una de las responsables de formular el nuevo código penal bosnio luego del fin de la guerra. Lauth explicó cómo el código penal de Bosnia-Herzegovina buscó incorporar las normas del Estatuto de Roma, para que la Sala de Crímenes Especiales pudiera juzgar los crímenes graves que quedaban pendientes y que el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia no iba a poder juzgar por falta de tiempo y capacidad.

La Convención Europea de Derechos Humanos mandaba aplicar los principios del derecho penal en el sistema penal de los Estados parte. La aplicabilidad del código penal generó algunos problemas en Bosnia, ya que en algunos casos, por jugar en su favor, se buscaba aplicar el código penal de Bosnia-Herzegovina o el código penal de la antigua Yugoslavia. En uno de los casos, el condenado interpuso un recurso constitucional por la violación del principio de favorabilidad y la decisión de la Corte Europea de Derechos Humanos creó un precedente, lo que llevó a muchos condenados a interponer recursos en la Corte Europea. “Hay casos en que se ha dado un nuevo juicio, e incluso casos en los cuales los condenados han sido liberados”, explicó Lauth. “En uno de los casos fue beneficiado un autor material del delito de genocidio lo que generó un gran escándalo a nivel internacional”.

El abogado Guénaël Mettraux, quien actualmente forma parte del equipo de la Defensa en el Tribunal Especial para el Líbano, explicó que en el caso del Líbano se aplicó la legislación nacional. “El derecho internacional juega un rol importante, como también lo hace quien debe aplicar el derecho”, dijo Mettraux. “El derecho internacional ha desarrollado sus categorías para dar cuenta de la gravedad de los crímenes y su masividad, así como las herramientas para establecer la responsabilidad de los máximos responsables”.

Mettraux insistió en que se debe respetar el derecho nacional y la jurisdicción nacional, siempre que estos sean funcionales. “Si hay un sistema legal que funciona, no lo toquen, no jueguen con él”, subrayó Mettraux.

La académica de origen checo Barbora Holá compartió las conclusiones de su trabajo investigativo, que se enfoca en las condenas del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia y el Tribunal Penal Internacional para Ruanda. “Hay mucha discrecionalidad en los objetivos de las condenas, no hay una respuesta única: retribución, disuasión, rehabilitación, reconciliación”, explicó Holá.

Tampoco hay un acuerdo con respecto a la gravedad de los crímenes (genocidio, de lesa humanidad, crímenes de guerra), comentó Holá, ni tampoco hay homogeneidad en cuanto a las condenas.

Vea el video completo del Panel III