Semillas de Justicia

Este proyecto reúne las voces de cinco sierraleoneses de diferentes orígenes sociales que reflexionan sobre el legado que deja el tribunal, ya a punto de finalizar su mandato.

25/02/2022

Durante diez años, Sierra Leona se vio asolada por una brutal guerra civil en la que decenas de miles de personas fueron asesinadas, violadas o resultaron mutiladas y cientos de miles fueron expulsadas de sus casas.

Cuando terminó la guerra, el Gobierno de Sierra Leona y las Naciones Unidas crearon el Tribunal Especial para Sierra Leona (SCSL, por sus siglas en inglés) para juzgar a los máximos responsables de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Desde su creación en 2002, el tribunal ha condenado a 13 personas, entre ellos el expresidente liberiano Charles Taylor y Foday Sankoh, líder del Frente Unido Revolucionario (RUF, por sus siglas en inglés), una guerrilla tristemente famosa.

Al llevar ante la justicia a esos individuos, el SCSL dio a los sierraleoneses la esperanza de que nadie estaría por encima de la ley.

"Hemos visto condenado a Charles Taylor, un expresidente. A Foday Sankoh, un ex señor de la guerra, y a toda esa gente. Ahora creemos que, seas quien seas, sin importar qué puesto ocupes ni el dinero o la riqueza que tengas, el tribunal estará por encima de ti", afirma el jefe Kasanga, una de las voces que reflexionan sobre el legado del SCSL en el proyecto multimedia del ICTJ titulado "Semillas de justicia: Sierra Leona".

Ese proyecto reúne las voces de cinco sierraleoneses de diferentes orígenes sociales que reflexionan sobre el legado que deja el tribunal, ya a punto de finalizar su mandato. Una de esas voces es la de Mohamed Bah que, reclutado de adolescente para combatir, hoy defiende los derechos de los mutilados. "A muchos nos alegró que se dictara sentencia en La Haya [contra Charles Taylor]. Pero todavía queda mucho por hacer para abordar las necesidades de los que quedaron mutilados a causa de la guerra".

Y aunque quizá haya diferentes opiniones respecto a qué más cosas podría haber hecho el tribunal, o si podría haber hecho mejor lo que hizo, parece que para la mayoría de los sierraleoneses está clara su aportación al Estado de derecho en el país.

Ahora que Sierra Leona avanza hacia un futuro de estabilidad y desarrollo, todas las voces que aparecen en "Semillas de justicia: Sierra Leona" coinciden en el papel crucial de la justicia para el porvenir del país.

En palabras de Aminata Sesay: "Sin justicia, no importa qué grado de desarrollo tengamos ahora, sin justicia no hay paz". Esta serie de videos forma parte del proyecto del ICTJ "Indagando en el legado del Tribunal Especial para Sierra Leona".