Jurisdicción Especial para la Paz acusa al antiguo Secretariado de las Farc-Ep por crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra

29/1/2021

El ICTJ resalta la importancia del Auto No. 19 de determinación de hechos y conductas, emitido por la Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de Determinación de los Hechos y Conductas de la JEP el día 26 de enero de 2021, en el marco del caso 01 que denominó “Toma de rehenes y graves privaciones de la libertad cometidas por las FARC-EP”. La decisión es un punto de partida sólido para avanzar en la atribución de responsabilidad penal a los distintos actores del conflicto armado y, en esta ocasión particular, a los antiguos integrantes de las FARC-EP.

La Sala, en aplicación de un modelo de investigación que se propone identificar políticas, planes y patrones de criminalidad, así como de caracterizar las distintas responsabilidades involucradas en su desarrollo, conduce al cumplimiento de uno de los objetivos de la puesta en funcionamiento de esta Jurisdicción y, además, una obligación del Estado colombiano. Dicho objetivo y obligación se concreta en la investigación, juzgamiento y sanción de los responsables por los crímenes más graves ocurridos en el marco del conflicto armado. 

Según refiere la Sala, el auto es el resultado de un proceso de recaudo y análisis de la información allegada por organizaciones de víctimas y de derechos humanos; autoridades y entidades colombianas; y, adicionalmente, producto de la participación activa de los comparecientes, quienes en virtud del Acuerdo Final de Paz se comprometieron a aportar verdad plena sobre su participación en el conflicto. 

Por último, es preciso destacar la importante labor que le sigue a la elaboración de un auto con estas características; luego de requerir el reconocimiento de responsabilidad de los sujetos vinculados, la JEP deberá continuar con sus funciones y, finalmente, con la respectiva intervención de sus otros órganos, imponer las sanciones y tomar las decisiones que correspondan. Todo lo anterior para concluir su mandato de administración de justicia, de manera pronta y efectiva sobre masividad de hechos. 

La continua operación de la JEP, junto con la intervención activa de las diferentes partes involucradas en su funcionamiento, posibilitan y contribuyen a la satisfacción de los derechos de las víctimas y de la sociedad en su conjunto que fueron vulnerados como consecuencia del conflicto armado.


FOTO:  Los acusados: Juan Hermilo Cabrera, conocido como Bertulfo Álvarez, QEPD; Rodrigo Londoño Echeverri o Timochenko; Julián Gallo Cubillos o Carlos Antonio Lozada; Rodrigo Granda Escobar; Pastor Alape Lascarro; Pablo Catatumbo Torres Victoria, Milton de Jesús Toncel Redondo o Joaquín Gómez; y Jaime Alberto Parra o Mauricio Jaramillo.  (Archivo El Espectador)