Quiénes somos

El Centro Internacional para la Justicia Transicional es una organización internacional sin ánimo de lucro especializada en la justicia en periodos de transición.

El ICTJ trata de ayudar a sociedades en proceso de transición a enfrentarse al legado de violaciones masivas de los derechos humanos y a desarrollar la confianza ciudadana en la capacidad de las instituciones públicas para proteger esos derechos.

Después de atrocidades y represiones masivas, ayudamos a instituciones y a grupos de la sociedad civil—a quienes dirigen y definen el cambio en sus sociedades—a considerar medidas que favorezcan el esclarecimiento de la verdad, la rendición de cuentas y la reparación por los abusos pasados.

Lo hacemos proporcionando formación técnica y conocimiento de experiencias afines registradas en otros lugares del mundo.

  1. Asesoramos a instituciones públicas y a políticos a nivel local, nacional e internacional

    El ICTJ proporciona asistencia técnica a Gobiernos y a órganos judiciales, a la ONU y a otros organismos internacionales. Insistimos en que los Estados deben enfrentarse a las violaciones de derechos humanos de su pasado y ayudar a poner en marcha mecanismos concretos a ese respecto. Trabajamos en todo el mundo.

  2. Colaboramos con asociaciones de víctimas y comunidades, defensores de los derechos humanos, asociaciones de mujeres y otros grupos de la sociedad civil que buscan justicia.

    El ICTJ asesora y ayuda a las víctimas y a sus representantes a preparar iniciativas y estrategias concretas sobre diversos aspectos de la justicia transicional, entre ellos procesos judiciales y propuestas de reparación, búsqueda de la verdad y conmemoración.

  3. Investigamos, analizamos y hacemos informes sobre la evolución de la justicia transicional en el mundo.

    Con nuestras investigaciones aspiramos a conocer mejor los éxitos y los fracasos registrados en este campo, fomentar la innovación y respaldar las prácticas más eficaces. Compartimos ese conocimiento con actores locales, regionales e internacionales a través de publicaciones, recomendaciones de políticas, sesiones de trabajo y reuniones internacionales. Puede echar un vistazo a nuestra lista de publicaciones o comprobar cómo funcionan nuestros proyectos de investigación.

Trabajamos para que el proceso de transición sea de la población local, dando prioridad a las necesidades e intereses de las víctimas y desarrollando en el conjunto de la sociedad confianza en el Estado de derecho.

Ejemplos recientes de nuestro trabajo:

  • Estamos cooperando con organizaciones de Túnez para que los organismos gubernamentales y los jueces encargados de investigar violaciones de derechos humanos del antiguo régimen conozcan prácticas de justicia transicional eficaces utilizadas en otros países.

  • Hemos colaborado estrechamente con el Banco Mundial para abordar las relaciones entre justicia, seguridad y desarrollo en el Informe sobre el Desarrollo Mundial 2011.

  • Hemos proporcionado asistencia técnica a los fiscales argentinos para ayudarles a organizar, priorizar e informar a la opinión pública sobre el considerable número de causas penales pendientes relacionadas con la "guerra sucia", ayudándoles también a explicar por qué los delitos de género han tardado tanto en convertirse en denuncias en ese país.

  • Nos hemos coordinado con varias ONG del Perú para ayudar a víctimas de comunidades rurales a plantear sus exigencias de reparación al Gobierno, proporcionando asistencia técnica en materia de compensaciones a organismos públicos y activistas.

  • Hemos analizado los peligros del proceso de desbaazificación iraquí y hemos publicado estudios sobre las lecciones que proporciona la investigación de los antecedentes de funcionarios implicados en violaciones de los derechos humanos en otros países.

  • Aprovechando el impulso generado por la Conferencia de Revisión del Estatuto de Roma, celebrada en 2010, el ICTJ reunió a miembros de la CPI, juristas y miembros de organizaciones dedicadas al desarrollo para debatir sobre complementariedad: qué prácticas hay que seguir para fomentar el enjuiciamiento en cada país de los responsables de crímenes internacionales. En Uganda, la República Democrática del Congo (RDC), Colombia, Argentina y otros países estamos colaborando con integrantes del sistema judicial para alcanzar este objetivo.

  • En Birmania hemos enseñado a activistas locales a documentar violaciones de los derechos humanos para después utilizar esa información en la exigencia de responsabilidades. Con la ayuda del ICTJ, la Red para la Documentación de Violaciones de los Derechos Humanos ha creado en Birmania una base de datos de más de 3.000 casos.